Panna cotta de azafrán, galleta de pistacho y culi de granada

¡Hola Canallas!

16112019-img_4432_zpss6osjmvy

¿Qué tal el fin de semana? Hoy os traigo una receta para hacer que lunes sea menos lunes: empieza la semana laboral, hace frío y, encima, llueve. Os propongo un postre con una combinación de sabores curiosa y muy colorido que, encima, se prepara prácticamente solo.

El protagonista es la panna cotta, una receta dulce tipicamente italiana que se traduce como “nata cocida”. Y, es que, es básicamente eso. Tradicionalmente, se prepara con nata fresca y claras de huevo para que cuaje, pero nosotros vamos a utilizar gelatina para hacerlo mucho más fácil. Además. para darle nuestro toque, vamos a infusionar la nata con la que, para mi, es la reina de las especias: el azafrán. Extraído del pistilo de la flor del “Crocus Sativus”, sirve para aromatizar y colorear numerosas recetas de la cocina mediterránea y arabe y, sí, también es utilizado en elaboraciones dulces.

Acompañamos con un culis de granada, fruta en plena temporada, y una crujiente galleta de pistacho, que aporte un ligero toque salado y crujiente que combina a la perfección.

Tu también tienes ganas de hincarle el diente, ¿verdad? Pues apunta, que vamos con la receta:

Ingredientes (6 raciones)

Para la panna cotta

-1/2 l de nata para montar (min. 35% m.g.)

-200 ml. de leche entera

-40 gr. de azúcar

-60 gr. de miel

-1/2 rama de canela

-1/2 limón

-0,20 gr. de azafrán

-10 gr. de gelatina neutra (o 6 hojas de gelatina)

Para la galleta de pistacho

-100 gr. de harina de almendra

-100 gr. de pistachos pelados

-2 claras de huevo

-50 gr. de azúcar moreno

-20 ml de nata para montar (min. 35 % m.g.)

Para el culi de granada

-1 granada

-100 gr. de azúcar

16112019-img_4437_zpsp9vtyht4

En primer lugar, vamos a preparar la panacotta. En un cazo, ponemos la nata a calentar junto con la canela, la piel del limón, el azúcar, la miel y el azafrán. Dejamos que levante el hervor, y apartamos del fuego tapado. Dejamos infusionar unos 10 min. Mientras tanto, calentamos la leche y disolvemos la gelatina en polvo. Si es en hojas, la hidratamos 5 min. en agua fría y añadimos a la mezcla de leche y nata caliente hasta disolver. Cuando haya infusionado, calentamos de nuevo la nata y añadimos la leche con la gelatina. Removemos bien y colamos. vertemos sobre los moldes que vayamos a utilizar y dejamos templar a temperatura ambiente. Cuando ya no esté caliente, refrigeramos un mínimo de 3 horas, aunque está mejor de un día para otro.

En Thermomix, ponemos la nata, la canela, el limón y el azafrán en el vado, y programamos 3 min., temp. varoma, vel. 4. Pasado el tiempo, dejamos en el vaso tapado unos 10 min. Calentamos la leche aparte y disolvemos la gelatina. Cuando la nata haya infusionado, añadimos la leche y programamos 1 min., vel. 3, sin temperatura. Colamos y vertemos en los moldes. Seguimos los pasos del párrafo anterior.

Para la galleta, mezclamos la harina de almendra con las claras de huevo, la nata y el azúcar, hasta tener una masa granulada. Añadimos los pistachos picados a cuchillo y vertemos la mezcla sobre un papel sulfurizado. Horneamos a 200 ºC durante unos 12-15 min., o hasta que este dorado. Sacamos del horno y, aun caliente, precortamos con un cuchillo bien afilado en forma rectangular. Dejamos enfriar.

16112019-img_4439_zps9ryfymmo

En Thermomix, picamos los pistachos a golpe de turbo, sin convertirlos en polvo. Sacamos del vaso y reservamos. Añadimos, sin lavar el vaso, las claras, la harina de almendra, la nata y el azúcar, y programamos 2 min. vel. 4. Pasado el tiempo, añadimos los pistachos reservados y mezclamos un minuto más. Horneamos como en el párrafo anterior.

Para el culis de granada, desgranamos la fruta y trituramos. Pasamos por un colador para quedarnos solo con el zumo. Ponemos en un cazo junto con el azúcar y cocinamos hasta que empiece a espesar. Cuando tengamos el punto deseado (más bien espeso), apartamos del fuego.

En Thermomix, añadimos al vaso los granos de la granada y trituramos en turbo durante 1 min. Colamos el zumo y lo metemos en el vaso limpio junto con el azúcar. Programamos 10 min., vel. 3, temp. varoma, o hasta que tengamos una textura similar al caramelo.

Para emplatar, desmoldamos nuestra panna cotta y acompañamos con unos hilos del culi de granada. Cortamos un rectángulo pequeño de galleta y ponemos encima. Para adornar, coronamos con un poco de pistacho picado y unos granos de granada.

¡Y ya está! Ya hemos endulzado el lunes con una receta diferente, sencilla y muy colorida.

¿Te ha gustado la receta? ¿Preparas la panna cotta de la manera tradicional o utilizas gelatina? ¿Conocías el uso del azafrán en repostería? Cuéntamelo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales. Y, como siempre, ya sabes: si se acaba el mundo, que nos pille en la cocina.

16112019-img_4434_zpsc515nqwg