Tarta de queso cabrales con chips de manzana

¡Hola Canallas!

157ncdhEsta semana nos toca postre. ¡Y qué postre! Como sabéis, me encantan las tartas de queso, tanto comerlas, como hacerlas (aquí, aquí y aquí, tenéis más recetas de nuestras cheesecakes). Siguiendo una receta básica, es uno de los postres más versátiles que hay, ya que hay tantas variedades como quesos y, además, las puedes hacer frías o de horno. Pero, sin duda, la premisa fundamental es una: que sepa a queso.

Al igual que con el resto de recetas, no me gustan los sabores genéricos y “amables”. Sí, obviamente, una tarta de queso debe ser dulce, pero sin renunciar a su sabor. Estoy cansado de tartas de queso que saben únicamente a nata, o a quesos muy lácticos y dulzones que no aportan nada. Por eso, y por un encargo para un amigo que en esto de las cheesecakes es una eminencia (os recomiendo que visitéis su Instagram: @walkandeatsweet), he decidido aventurarme con el cabrales…¡y vaya acierto!

ix8ca0El resultado es una tarta cremosa, dulce y con un sabor potente y penetrante. Al no llevar ningún tipo de base, el toque crujiente se lo damos en la superficie: crocantes chips de manzana caseras que combinan muy bien con un queso con tanta personalidad.

Además, es una tarta muy sencilla de hacer: nada de cuajar en la nevera, ni baños maría…solo un horno, un molde y un cuenco para mezclar los ingredientes. ¿Te animas a prepararla? Pues vamos con la receta:

Ingredientes (molde de 20 cm.)

-300 gr. de queso crema

-200 gr. de crema de cabrales (o de cualquier queso azul. Si no la encontramos, podemos mezclar el queso con nata hasta obtener una consistencia de crema)

-150 gr. de azúcar

-3 huevos

-20 gr. de harina

-220 ml. de nata para monta (min. 35% m.g.)

-1 manzana

f9gyf8La preparación es de lo más sencilla, pero hay que tener en cuenta que los ingredientes deben estar a temperatura ambiente. En un bol, ponemos los quesos, el azúcar, los huevos, la nata y la harina. Batimos hasta homogeneizar.

En Thermomix, metemos todos los ingredientes en el vaso y programamos 5 min., vel. 3.

Una vez tenemos la mezcla preparada, forramos un molde desmontable de 20 cm con papel encerado y vertemos la mezcla dentro. La altura del molde que he usado es de 7 cm, y he dejado que el papel sobresalga, porque la tarta en el horno crece un poco, aunque al salir se baja. Programamos el horno con calor arriba y a bajo, a 215 ºC, y cocinamos entre 35 y 40 min. Dependerá del horno, la tarta estará lista cuando esté cuajada pero temblorosa, como un flan.

24yb9yuPasado este tiempo, apagamos el horno y dejamos enfriar dentro del mismo con la puerta abierta. Una vez fría, la sacamos y metemos en la nevera una hora antes de desmoldar.

Para las chips, cortamos la manzana con piel en finas láminas y las colocamos separadas en una bandeja de horno con papel encerado. Lo podéis hacer con un cuchillo afilado y paciencia, aunque recomiendo usar una mandolina. Programamos el horno a 100 ºC y horneamos por un lado durante 90 min. Pasado el tiempo, las damos la vuelta y horneamos 60 minutos más. Las dejamos enfriar para que queden bien crujientes.

157ncdhA la hora de servir la tarta, nosotros hemos pincelado el plato con una mezcla de sirope de ágave y canela. Servimos con las chips de manzana por encima…¡y a disfrutar!

Así de fácil, una receta diferente, para sorprender a los más queseros y enganchar a los menos ratoncillos.

¿Te ha gustado la receta?¿Qué tipo de quesos sueles emplear en tus tartas?¿Había usado el queso cabrales en postres alguna vez? Cuéntamelo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales. Y, como siempre, ya sabes: si se acaba el mundo, que nos pille en la cocina.

10hmy2s