Crema de alcachofas con sus chips

¡Hola Canallas!

156a2wmDespués de el atracón de la semana pasada por San Valentín, es hora de empezar un menú un poquito más saludable, que empieza a hacer calorcito y no queremos lucir esas chichas de más, ¿verdad?.

Como no podía ser de otra manera, utilizamos uno de los mejores productos que nos da la huerta para estas fechas: la alcachofa. Esta hortaliza que se cree originaria de Egipto, era ya conocida por griegos y romanos, que la consideraban afrodisíaca. En la Edad Media, tras numerosos cultivos, la alcachofera y sus frutos empezaron a asemejarse más a los que consumimos hoy en día. Se cree que fue la mismísima Catalina de Medicis quien extendió su consumo por Italia, Francia y España, desde donde pasó al nuevo continente, transformándose en una auténtico cultivo plaga.

Sobre sus valores nutricionales, cabe destacar su alto contenido en agua y fibra. Por ello es muy recomendable como diurético y antiflamatorio, siendo un aliado esencial si quieres bajar esos kilitos de más. Además, es un excelente antiflamatorio, por lo que también es recomendable si tienes problemas de salud que cursen este síntoma.

Además, hay que que destacar su contenido en potasio, fósforo, calcio y vitaminas del grupo B.

Vamos a empezar con los ingredientes, ¿estas listo? ¡Pues apunta!

Ingredientes (4 raciones)

-10 alcachofas medianas

-1 puerro

-2 patatas medianas

-1/2 cebolla

-1 manojo de perejil

-150 ml. de vino blanco

-200 gr. de panceta fresca

-100 ml. de nata para cocinar

-40 ml. de AOVE

-Sal y pimienta negra, al gusto.

1fajvbEn primer lugar, vamos a preparar las alcachofas. En este punto, os recomiendo que os pongáis guantes desechables, porque pueden teñir los dedos. Picamos un buen manojo de perejil y lo ponemos en un bol con agua fría. Con ayuda de una puntilla, vamos quitando las hojas exteriores más duras de la alcachofa y pelando el tallo de arriba a abajo. Cuando tengamos prácticamente los corazones al descubierto, cortamos las puntas duras y las metemos en el bol con el agua y perejil, y reservamos. En otros sitios, habréis visto que lo mejor es conservarlas con limón. Es cierto que es un buen truco para evitar que se oxiden, pero nos va a aportar un sabor que no queremos que aparezca en nuestra crema. Utilizando el perejil y el agua fría obtenemos el mismo resultado.

Una vez limpias las alcachofas, pasamos a hacer el sofrito con el resto de verduras. Pelamos el puerro y nos quedamos con la parte más blanca. Lo cortamos en juliana fina y pochamos a fuego suave con un poco de aceite de oliva en una olla, junto con la media cebolla cortada finamente. Mientras se hacen, pelamos las patatas y las cortamos en cascos medianas forzándolas, sin llegar a cortar con el cuchillo. De esta manera, nos dejaran más almidón en la crema, lo que se traduce en una textura mucho mas melosa. Añadimos la patata a la olla y, mientras se van haciendo, cortamos las alcachofas en cuartos (menos una, que dejaremos para hacer las chips de alcachofa). Añadimos y sofreímos todo junto unos minutos a fuego suave. Cuando la verdura empiece a hacerse, echamos el vino y subimos el fuego. Una vez se evapore casi todo el líquido, cubrimos con agua y cocemos a fuego suave durante 30-40 minutos, o hasta que la verdura este tierna. Transcurrido este tiempo, trituramos con la procesadora de alimentos y pasamos por un chino.

8zlik7En Thermomix, ponemos en el vaso la cebolla y el puerro cortados en trozos medianos. Picamos fino con unos toques de turbo. Añadimos el aceite y programamos 5 min., vel. 3, temp. 80 ºC. Pasado el tiempo, añadimos las patatas y las alcachofas cortadas y programamos 5 min. con la misma temperatura y velocidad. Añadimos el vino y volvemos a programar los mismos valores otros 4 – 5 min. Por último, añadimos agua hasta que cubra y programamos 30-40 min. más, hasta que la verdura este hecha. pasado el tiempo, trituramos hasta obtener la textura deseada.

Para hacer las chips de alcachofa, cortaremos con la ayuda de un cuchillo bien afilado finas láminas (da igual si no os salen enteras). Ponemos abundante aceite de oliva a calentar y las freímos hasta que estén bien doradas. Sacamos a un papel absorbente y salamos. Nosotros hemos frito también unos dados de panceta fresca, pero esto es completamente opcional, aunque van muy bien con la crema.

Para servir, pasamos la crema a la cazuela para calentarla. Añadimos la nata y removemos bien. Ponemos a punto de sal y pimienta y servimos en el plato . Ponemos nuestras chips de alcachofa junto con los tacos de panceta de manera estética distribuidos por todo el plato y servimos bien caliente. ¡Y ya está!

Una receta sencilla, ligera (recordad que podéis prescindir de la nata y de la panceta), y muy rica, con un productazo de temporada. ¿A que esperas para prepararla?

¿Te ha gustado la receta? ¿Eres amante de las alcachofas? ¿Cómo las sueles preparar? Cuéntamelo en los comentarios, dale al me gusta y no te olvides de compartir en las redes sociales. Y, como siempre, ya sabes: si se acaba el mundo, que nos pille en la cocina.

10wjfpc

Un comentario

Los comentarios están cerrados.