Caqui crème brûlée

¡Hola Canallas!

2nlrevbEsta semana cerramos menú otoñal, justo a tiempo para empezar con las recetas navideñas. Lo vamos a hacer con un postre tradicional, crème brûlée, pero integrándole una de las frutas protagonistas de esta temporada: el caqui, que aparece tanto aromatizando la propia crema, como en finas láminas dentro de la misma. Además, infusionamos la nata con anís estrellado, que combina a la perfección con esta fruta.

Sobre la créme brûlée, sus orígenes se remontan a la cocina francesa de mediados del siglo XVII, aunque se debate si su origen puede ser inglés y que, por su popularidad en el país galo, haya pasado al recetario francés.

Por su parte, el caqui proviene de la agricultura asiática, donde se cultivaba ya en en el siglo VII en China y Japón. A primero del siglo XIX, su consumo se popularizo en occidente, apareciendo numerosas variedades más adaptadas al paladar europeo. Sobre sus valores nutricionales, cabe destacar que el 80% de su peso total es agua, aunque es fuente de vitaminas del grupo A y B, y de minerales como el calcio, potasio, fósforo y magnesio.

Hechas las presentaciones, ¿qué os parece si empezamos con la receta? ¿Sí? ¡Pues aquí tienes los ingredientes!

Ingredientes (4 raciones)

-2 caquis grandes

-2 anises estrellados

-300 ml. de nata para montar

-60 ml. de leche

-4 yemas de huevo M

-140 gr. de azúcar

2aag2tePara la crema, vertemos la nata y la leche en un cazo, y llevamos a ebullición. Retiramos del fuego y añadimos un caqui troceado y el anís estrellado. Tapamos y dejamos infusionar, mínimo 1 hora.

Mientras tanto, batimos los huevos y 90 gr. de azúcar hasta que cambien de color y se disuelva por completo. Volvemos a calentar la nata y la leche coladas, y añadimos a la mezcla a hilo, mientras no paramos de remover.

En Thermomix, ponemos la nata y la leche en el vaso y el caqui y el anís estrellado en el cestillo. Programamos 5 min., vel. 4, temp. varoma. Reservamos en el vaso 30 min. y sacamos la leche del vaso. Añadimos los huevos y el azúcar y programamos 3 min., vel 6, sin temperatura. Añadimos los líquidos colados por el bocal mientras dejamos la máquina en velocidad 2-3.

Una vez tenemos la mezcla, cortamos finas láminas del otro caqui y las colocamos en la base de los moldes. Vamos haciendo capas de crema y caqui hasta rellenarlos.

290sjs1-1Una vez relleno, horneamos al baño maría a 160 grados durante 30-40 minutos, o hasta que esté parcialmente cuajado.

En el momento de servir, repartimos es azúcar restante sobre los moldes y quemamos con soplete (o al grill del horno si no tenéis), hasta crear una fina y crujiente capa de caramelo en la superficie. Terminamos con unas tiras de caqui al natural para decorar.

Sencillo, rápido y diferente, como siempre. No tendrás excusa para dejar a tus invitados babeando con este postre.

¿Os ha gustado la receta? ¿Sueles preparar postres con caqui? ¿Eres más de crème brûlée o de crema catalana? Cuéntamelo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales. Y, como siempre, ya sabes: si se acaba el mundo, que nos pille en la cocina.

2psosu9.jpg