Ensalada de bacalao, pomelo y encurtidos

¡Hola Canallas!

vylixxEsta semana empezamos nuevo menú con ingredientes muy otoñales, aprovechando como siempre el producto de temporada.

En esta ocasión, empezamos con una ensalada un tanto diferente por los sabores de sus componentes: tenemos el sabor salino del bacalao, el amargo y dulce del pomelo, y el agridulce de los encurtidos, en este caso, de coliflor y nabo.

El protagonista sin duda de este plato es el bacalao, para esta receta desalado, y que se encuentra en plena en temporada. Las primeras noticias sobre su consumo se remontan a la época de las expediciones de lo vikingos, que lo consumían desecado por efecto del frío. Posteriormente, ya adentrándonos de pleno en el medievo, este pescado adquirió gran popularidad debido a la prohibición de la Iglesia cristiana de consumir carne en determinadas épocas del año. Posteriormente, fue introducido en la dieta habitual debido a su fácil conservación con métodos como la salazón, además de pos su alto valor nutritivo.

Ya puestos en situación, es hora de comenzar con la receta. ¿Te animas? ¡Pues vamos con los ingredientes!

Ingredientes (4 raciones)

-500 gr. de bacalao desalado

-1/2 coliflor pequeña

-1 cebolla roja

-1 nabo

-2 pomelos

-300 ml de vinagre de vino tinto

-4 cdas de azúcar

-2 cda de sal

-200 ml de agua

-4 clavos de olor

-12 granos de pimienta

-10 aceitunas negras deshuesadas

33k68m9En primer lugar, vamos a preparar los encurtidos. Para la coliflor, separamos los mejores ramilletes y, con un cuchillo bien afilado, cortamos láminas de unos 5-6 mm de grosor. También podemos ayudarnos de una mandolina. Pelamos el nabo y, con un pelador, hacemos tiras anchas y lo más finas posibles. Metemos la coliflor y el nabo en un recipiente hermético y reservamos.

En un cazo, ponemos el vinagre, el agua, el azúcar, la sal y las especias y llevamos a ebullición hasta que esté todo bien integrado (un par de minutos). Vertemos el líquido resultante sobre la coliflor y el nabo que teníamos reservado y nos aseguramos que los cubra bien. Guardamos en la nevera un mínimo de 4 horas, aunque mucho mejor si es de un día para otro.

En Thermomix, ponemos las verduras cortadas en el cestillo y vertemos el vinagre, el agua, la sal, el azúcar y las especias en el vaso. Si no lo cubriese, podemos doblar cantidades. Programamos 5 min., vel. 3, temp. varoma. Seguimos los mismos pasos que el párrafo anterior.

xqexx5Una vez tenemos los encurtidos listos, podemos montar el plato. Con ayuda de una puntilla bien afilada, cortamos el pomelo a lo vivo, y laminamos los gajos. Los ponemos distribuimos en el plato como base. A continuación, desmigamos el bacalao y lo ponemos encima del pomelo. Cortamos la cebolla roja a pluma y ponemos un poco sobre el bacalao. Colocamos nuestros deliciosos encurtidos caseros de manera armoniosa y bien repartidos por todo el conjunto y terminamos con las aceitunas negras picadas.

Para aliñar, hacemos una vinagreta básica con aceite de oliva virgen extra y el vinagre de encurtir. Servimos a temperatura ambiente.

¡Y ya está! Fácil, diferente y muy sorprendente. Aunque la mezcla de sabores pueda parecer a simple vista algo extraña, os prometo que es muy armónica en la boca. Solo os queda probarlo en casa y contarme el resultado.

¿Te ha gustado la receta? ¿Cómo utilizas tu el bacalao desalado? ¿Haces encurtidos caseros? Cuéntamelo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales. Y, como siempre, ya sabes: si se acaba el mundo, que nos pille en la cocina.

i70uaq