Cheesecake de manchego con mermelada de membrillo

¡Hola Canallas!

29m56aqEsta semana nos toca postre y, a estas alturas, ya sabéis que soy muy fan de las tratas de queso: de horno, de cuajar en nevera…cualquiera me vale. Me encanta comerlas, pero también hacerlas.

Cómo buen amante del queso, aprecio este producto en todas sus formas, colores y sabores, y por las posibilidades que tienen, tanto en recetas saladas como dulces. En esta ocasión, hemos utilizado un queso manchego curado, un sabor único e inconfundible, que combina de diez con el membrillo. Y si es casero, mucho mejor.

El contraste del salado del queso con el dulce del poco azúcar que lleva la masa y del membrillo es espectacular, dando como resultado un postre un tanto atípico, pero muy rico y lleno de matices.

¿A ti también se te hace la boca agua? ¡Pues saca libreta y boli, que vamos con los ingredientes!

Ingredientes (10 raciones)

-400 gr. de queso manchego

-250 gr. de queso Mascarpone

-80 gr. de harina de maíz (Maizena)

-100 gr. de nata para montar (min. 35% m.g.)

-6 huevos M

-120 gr. de azúcar

-300 gr. de dulce de membrillo

-10 cdas. de agua

aeqecyEn primer lugar, vamos a preparar la masa de la tarta. Pelamos la corteza del queso y lo rallamos con un rallador. Añadimos los huevos a la mezcla ,  junto con la nata, el azúcar y el mascarpone. Una vez tenemos todos los ingredientes bien integrados, añadimos la maizena y mezclamos hasta tener una masa homogénea y sin grumos.

En Thermomix, metemos el queso sin corteza y cortado a groso modo, y trituramos a golpe de turbo. Una vez bien picado, añadimos el resto de ingredientes y programamos 2 minutos, velocidad 4, sin temperatura.

Una vez tenemos la masa de la tarta, forramos un molde desmontable con papel de horno y vertemos la mezcla. Horneamos con el horno precalentado a 170 ºC, calor arriba y abajo, durante 45 min – 1 hora, o hasta que al pincharla con una varilla esta salga casi limpia. Sacamos del horno y dejamos enfriar para desmoldar.

Para la mermelada, ponemos el dulce de membrillo junto con el agua en una olla a fuego suave, y disolvemos hasta tener una textura de compota o mermelada.

En Thermomix, ponemos el membrillo y el agua en el vaso y programamos 5 min, vel 3, temp 70 ºC.

Vertemos sobre nuestra tarta de queso y dejamos enfriar en la nevera hasta que la comamos. ¡Nada más! Super sencillo, diferente y muy, pero que muy rico. Si sois tan amantes del queso como yo, esta tarta no os va a defraudar.

¿Te ha gustado la receta?¿Utilizas el queso manchego en repostería?¿Cual es tu tarta de queso favorita? Cuéntamelo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales. Y, como siempre, ya sabes: si se acaba el mundo, que nos pille en la cocina.

35co56r