Tetërki, galletas rusas de centeno y miel

¡Hola Canallas!

Hoy terminamos el paseo por la gastronomía rusa que habíamos empezado hace dos semanas aquí y aquí. Y, como no puede ser de otra forma, lo hacemos con un plato dulce. He de confesar que tenía en mente otras recetas más conocidas, como la famosa tarta Napoleón, por ejemplo, pero, navegando por la web, me encontré con estas curiosas galletas de extravagantes formas…y me encantaron. Obviamente, su sabor es riquísimo, algo rústico, pero muy natural, pero fueron sus variados diseños y motivos los que me animaron a compartirlas con todos vosotros.

mcezv5Además de por su sabor y estética, me terminó de convencer su historia. Estas galletas, típicas de la región de Arjánguelsk, hay que incluirlas en esos alimentos que podemos llamar rituales, y que acompañan a la humanidad desde que el hombre es hombre, prácticamente. Esta tendencia histórica demuestra que, tanto la comida como su preparación, es algo más que mero combustible para el cuerpo, siendo también alimento para el “alma” o lo que sea…

Como algunos sabéis, soy historiador y, desde siempre, me ha cautivado el desarrollo de los procesos mentales que llevan a una persona o comunidad a desarrollar este tipo de creencias y todos los rituales que los rodean. No quiero adelantar acontecimientos, pero dentro de poco tengo pensado realizar una serie de entradas sobre recetas históricas y el saber gastronómico de diferentes culturas antiguas…decidme si os interesa en los comentarios.

wslno7Volviendo a la receta que nos ocupa, estas galletas rituales están relacionadas con la celebración del equinocio solar, fenómeno que tiene como protagonista al sol y que ha ocurrido hace bien poquito. De hecho, si quereis investigar un poco, vereis que casi todas las galletas tienen motivos solares. Y, como casi siempre con este tipo de platos, toda la familia solía estar implicada en su elaboración.

Además de curiosas y muy ricas, no podemos dejar pasar los beneficios del consumo de harina integral de centeno: menor contenido en gluten que la de trigo, alto contenido en fibra y magnesio, etc. Si a esto añadimos que nuestra receta, como la original, no lleva azúcar añadido y que se acompaña con una buena ración de semillas de amapolas…¿qué más podemos pedir?

Bueno, Canallas, después de esta “chapa”, vamos con la receta. ¿Te quedas? ¡Pues manos en la masa!

Ingredientes (15 unidades aprox.)

-400 gr. de harina de centeno

-200 ml. de agua

-200 gr. de miel

-30 ml. de aceite de oliva

-1 pizca de sal

-50 gr. de semillas de amapola

20b23kgEn Thermomix, añadimos todos los ingredientes pesados en el vaso y amasamos durante 4 minutos en velocidad espiga. Sacamos del vaso y formamos una bola que cubrimos con papel film y dejamos reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos.

Transcurrido este tiempo, cortamos porciones de masa con pequeños pellizcos y formamos churros de medio centímetro de diámetro. Forramos una bandeja de horno con papel sulfurizado y vamos “tejiendo” nuestras galletas formando los dibujos que más nos gusten, aunque los más tradicionales son los relacionados con el sol.

Horneamos durante 18 minutos a 190 ºC en el horno previamente precalentado. Dejamos enfriar sobre una rejilla y…¡listos!

Si no tenéis Thermomix, simplemente mezcláis los ingredientes en un bol hasta formar una masa homogénea. Volvamos la masa en una superficie enharinado y amasamos a mano durante unos 10 minutos. A partir de aquí, todos los pasos son iguales

Ya no tenéis excusa para no celebrar que los días son más largos como es debido: con un dulce rico, sano y muy resultón. Además, como están hechos con harina de centeno, se conserva perfectamente durante un año en un recipiente hermético…¿a qué estás esperando para hacerlo?

¿Te ha gustado la receta?¿Conocías estas curiosas galletas?¿Te convence la idea de que dediquemos alguna entrada a recetas históricas? Cuéntamelo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales. Y, como siempre, ya sabes…si se acaba el mundo, que nos pille en la cocina

zml3d5

3 Comentarios

  1. Interesantisima entrada. Yo también soy de Historia y me ha encantado. Me recuerda las lineas de Nazca y los símbolos celtas. Una maravilla. Gracias.

    Me gusta

    1. Muchas gracias! Pues dentro de poco tengo pensado poner más recetas “arqueológicas”

      Me gusta

  2. Pues no me las perderé seguro.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.