Crema de sopa castellana con huevo poché y crackers de pimentón

¡Hola Canallas!

Esta semana empezamos nuevo menú y, como ya sabéis, siempre nos gusta darle un hilo conductor. En este caso, el leiv motiv va a ser la Semana Santa, es decir, un menú de cuaresma, que se caracteriza por platos que no llevan carne, densos nutricionalmente hablando y con dulces típicos de estas fechas.

Y no lo hacemos por motivos religiosos, lo hacemos porque nos encanta la cocina2iszaqf tradicional en torno a las festividades típicas. Al fin y al cabo, es la cocina que muchos hemos aprendido a través de nuestros padres y abuelos. Como siempre, reinventaremos estas recetas, dándoles un toque más actual e innovador, o como a mi me gusta llamarlo, dándoles nuestro toque “canalla”, marca de la casa.

En esta ocasión, vamos a preparar nuestra versión de la tradicional y polivalente sopa castellana. Este plato de origen muy popular, se ha convertido en los últimos años en un must have de muchos restaurantes, estando casi de manera obligada en los primeros de sus cartas. En su origen, esta receta de aprovechamiento, se servía para el desayuno de los más madrugadores, cuando terminaban su jornada laboral para reponer fuerzas. ¡Y vaya que si las reponían!, gracias a las grandes cantidades de pan que llevan, su aporte en hidratos de carbono es bastante alto. De hecho, incluso se le daba a los niños recién nacidos de las madres que no podían amamantar como reconstituyente, o eso cuentan las crónicas…

Como os comentaba, es un plato muy polivalente que lleva cuatro ingredientes básicos: agua o caldo, ajos, pimentón y pan. A partir de aquí, tenemos múltiples opciones según la época, geografía, posibilidades y gustos: podemos añadir chorizo, jamón serrano, huevo, pimientos choriceros…Nosotros vamos a preparar la sopa castellana clásica que se consumía en Cuaresma, pero si queréis añadir alguno de estos ingredientes, no dudéis en hacerlo, van a estar igual de ricas.

Bueno, pues es el momento de preparar los ingredientes y encender el caldero, ¿te quedas con nosotros? ¡Vamos allá!

Ingredientes (4 raciones)

Para la crema

-1 l. de caldo de verduras

-500 ml. de agua

-1/2 hogaza de pan (unos 250 – 300 gr.)

-6 dientes de ajo

-1/2 cebolla

-1 hoja de laurel

-2 cdas. de pimentón dulce

-1 cdita. de pimentón picante

-50 ml. de aceite de oliva virgen extra

-2 yemas de huevo

-Sal

Para los crackers

-50 ml de agua

-100 ml de aceite de oliva

-400 gr. de harina

-1 cdita. de sal

-1 cda. de pimentón dulce

-1 cdita. de tomillo seco

Para el huevo poché

-4 huevos

-4 láminas de papel film

-Sal y aceite de oliva

En primer lugar, vamos a preparar los crackers de pimentón. En un bol mezclamos todos2ihky9w los ingredientes y mezclamos bien. Vertemos la mezcla a una superficie enharinada y amasamos hasta obtener una masa lisa y uniforme. Estiramos con la ayuda de un rodillo y cortamos de la forma deseada (nosotros hemos hecho rectángulos). Colocamos en una bandeja de horno engrasada o con papel sulfurizado y horneamos con el horno precalentado a 200 ºC durante 15-20 minutos, o hasta que se doren. Sacamos y dejamos enfriar para que queden crujientes.

Para preparar la crema, laminamos los ajos finamente y sofreímos con el aceite en una olla. Antes de que cojan color, añadimos la cebolla cortada en brunoise y salamos y seguimos sofriendo a fuego lento. Cuando los ajos empiecen a estar dorados, añadimos el2luqohi pan cortado en lascas y dejamos que se tueste ligeramente y que absorba el aceite. Añadimos el caldo, el agua y la hoja de laurel y cocemos durante, aproximadamente, 30 minutos a fuego lento.

Mientras tanto, batimos las yemas de huevo en un bol aparte y añadimos un poco del caldo de cocción sin dejar de remover. Una vez ligado, añadimos la mezcla a la olla e integramos. Trituramos, colamos y reservamos.

Para los huevos escalfados, los cascamos en un bol y ponemos sal y y tomillo. Preparamos un film transparente en un vaso y vertemos el huevo dentro con un poco de aceite. Cerramos y cocemos a fuego medio durante 4-5 minutos. Dejamos que se enfrié y retiramos el papel film.

Para emplatar, ponemos el huevo en el centro del plato y servimos la crema por encima. Acompañamos con los crackers y espolvoreamos un poco de pimentón por encima. ¡Listo!, ya tenemos un plato de los de siempre, muy rico, nutritivo y reconfortante, perfecto para los últimos días de lluvia.

¿Os ha gustado la receta?¿Conocíais la sopa castellana?¿Cómo la preparáis vosotros? Cuéntamelo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales. Y, como siempre, ya sabes: si se acaba el mundo…que nos pille en la cocina.

14nnyvp