Picantón asado a la miel con parmentier de alcachofa al azafrán y su crujiente

¡Hola canallas!

Seguimos con nuestro menú de temporada, en esta ocasión con un plato principal con

2qi1a2b
dos claros protagonistas: el picantón y la alcachofa. Vamos a cocinar este ave al horno con una rica salsa con un toque dulzón y lo vamos a acompañar de una parmentier de alcachofa, la reina de las verdulerías por estas fechas, con un ligero toque de azafrán, que va a aportar unos matices únicos al plato que contrastan a la perfección con el sabor de la miel.

El resultado es un plato con productos más bien tradicionales pero reinventados en cuanto a su combinación que te van a producir una sensación de “yo ya he probado esto antes y no se cuando ni donde”. El sabor del hogar pero con una vuelta de tuerca, nuestra esencia “canalla”.

Además, estamos frente a una receta muy sencilla de hacer: con una mise en place básica, harás que tu horno trabaje por ti mientras tu puedes dedicarte a otros menesteres.

Si a esto le sumamos que esta receta te cuida, ya que no es muy alta en calorías por la baja cantidad de grasas de la carne blanca del picantón y el alto valor diurético de la alcachofa…¡qué más puedes pedir!. ¡Ah! ¿que quieres más? pues añade una ración generosa de hierro, calcio y vitaminas del grupo A,B y C.

¿Te he convencido? Pues prepara tu cocina, que vamos con los ingredientes!

Ingredientes (2 raciones)

-2 picantones (aproximadamente 400 gr. pieza)

-1/2 limón

-1 puerro

-2 dientes de ajo

-2 cucharadas soperas de miel

-1 vaso de vino blanco

-20 gr. de mantequilla

-2 patatas grandes

-6 alcachofas medianas

-20 ml. de aceite de oliva virgen extra

-3 gr. de azafrán en hebras

-Sal, pimienta blanca y negra.

En primer lugar, vamos a preparar los picantones. Limpiamos muy bien los pollos, o se lo pedimos a nuestro carnicero. Masajeamos las piezas con un poco de aceite de oliva y salamos por dentro y fuera. Metemos en el interior de cada una un cuarto de limón y marcamos la carne en una sartén con la mantequilla hasta que esté dorada por todos sus lados, con cuidado de no quemarla. Reservamos.

2qx2g0k

Mientras tanto, cortamos el puerro a grosso modo y lo metemos en una fuente de horno con los ajos machacados. Encendemos el horno a 200 ºC calor arriba y abajo y metemos la fuente con las verduras con un chorrito de aceite oliva y un poco de sal. Pasados 10 minutos, metemos en la misma fuente los picantones y regamos con la mezcla de vino blanco y miel. Asamos durante unos 30 minutos, dando la vuelta a los picantones a media cocción y regando cada poco con el líquido de la fuente, que se mezclara con los jugos naturales que va soltando la carne a medida que se asa.

Mientras tanto, preparamos la parmentier. Pelamos las patatas y las cortamos en cachelos y reservamos. Pelamos las alcachofas, reservando una, hasta llegar prácticamente a su corazón, cortamos las puntas y torneamos en tallo y reservamos en un bol con agua fría y un buen manojo de perejil para evitar que se oxiden. En una olla, sofreímos ligeramente las patatas con un poco de aceite sin que lleguena dorarse durante unos 5 minutos. A continuación, añadimos las alcachofas peladas y cortadas en cuartos y sofreímos durante 5 minutos más.Pasado este tiempo, añadimos las hebras de azafrán y sofreímos durante 2 minutos. Transcurrido este tiempo, cubrimos con agua y cocemos hasta que ambas verduras estén tiernas. Colamos reservando el caldo y trituramos en la procesadora de alimentos hasta conseguir una textura cremosa sin grumos ni hebras. Si fuese necesario, añadimos caldo de la cocción. Salpimentamos y reservamos

Una vez asados los picantones, trituramos la salsa y reducimos en una olla a fuego medio hasta conseguir la densidad deseada. Lo ideal es que sea capaz de napar el pollo. Si queremos hacerlo más rápido, podemos espesar con una cucharadita de harina o con maicena, pero os aconsejo que lo hagáis sin ayudas ya que el sabor es más puro.

Con la alcachofa que hemos reservado vamos a preparar el crujiente. La pelamos

27y8qir
siguiendo el mismo procedimiento de las anteriores. Cortamos en octavos y freímos en abundante aceite de oliva bien caliente hasta que doren. Escurrimos en papel de cocina y salamos.

Para montar el plato, despiezamos cada picantón en dos pechugas y dos contra muslos. hacemos una cama de parmentier de alcachofa y, encima, presentamos las dos pechugas y las dos contras. Intercalamos nuestros crujientes de alchachofa y salseamos con la salsa del picantón. Terminamos con un poco de perejil picado y ¡Listos!

¿Te ha gustado la receta? ¿Conocías la carne de picantón? ¿Y la parmentier de alcachofa? Cuentamelo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales y, como siempre, ya sabes…si se acaba el mundo, que nos pille en la cocina.

k9ujok