Solomillo al Cava con cebollitas glaseadas y tierra de pan y setas.

¡Hola canallas!

Esta semana os traigo otra receta para aprovechar esa botella de Cava a medio terminar que guardais en la nevera y que no veis el momento de darle boleto. El que dice Cava, dice Champagne o, incluso, sidra, ya sabeis que lo más divertido es poder tunear las recetas para hacerlas tuyas.

Como ingrediente protagonista tenemos el solomillo, en este caso, de cerdo. A pesar de lo13012018-IMG_3296 que la sabiduría popular cree, la carne de este animal no tiene que ser especialmente grasa. En concreto, este corte es de los menos grasos y bastante económico, además. Como acompañamiento, vamos a utilizar unas cebollitas francesas o perla glaseadas, que nos van a dar un interesante contraste dulce al conjunto. Todo regado con una salsa, más bien espesa, en la que el sabor y color del cava se hace presente a cada bocado. Y, para aportarnos diferentes texturas y sabores, hemos incorporado una sencilla tierra con sabor a setas que van a redondear este rico, sencillo y económico plato.

Otra semana más, un plato rico, resultón y sencillo, muy sencillo. ¿Quieres conocer la lista de ingredientes? ¡Pues vamos al lío!

Ingredientes (2 personas)

Para el solomillo

-1 solomillo de cerdo de 1/2 kg, aproximadamente

-1 puerro

-1 cebolla morada

-2 dientes de ajo

-1 l. de cava

-200 ml. de nata ligera

-1 nuez de mantequilla

-Sal, pimienta blanca y tomillo

Para las cebollas glaseadas

-12 cebollas francesas

-1 nuez de mantequilla

-1 cda. de azúcar moreno

-1 vaso de cava

-sal y una rama de romero

Para la tierra de setas

-10 picos de pan

-50 gr de harina de almendras

-5 setas deshidratadas

-Sal y pimienta

En primer lugar, vamos a preparar el solomillo. Si en la carnicería no nos lo limpian, le quitamos las telillas blanquecinas y le ponemos sal, pimienta y tomillo cubriéndolo a conciencia. En una sartén con un poquito de aceite de oliva lo marcamos por todos sus lados hasta que tengamos una superficie doradita. Retiramos y reservamos.

En el mismo aceite, añadimos un poquito de mantequilla y doramos los ajos enteros. Cuando estén, añadimos el puerro y la cebolla finamente picados. Cuando empiecen a transparentar, vertemos el cava y añadimos de nuevo el solomillo. Subimos un poco el fuego para que reduzca a algo menos de la mitad. Por último, retiramos el solomillo, añadimos la nata y dejamos cocinar una media hora a fuego muy suave. Trituramos la salsa, ponemos a punto de sal y reservamos.

13012018-IMG_3298Para las cebollitas, preparamos una olla con agua y llevamos a ebullición. Escaldamos unos 3 minutos las cebollas y dejamos que se templen para poder pelarlas, retirando con cuidado las capas más superficiales. En una sartén, fundimos la mantequilla y añadimos las cebollitas ya peladas, un pellizco de sal y el romero. Dejamos dorar ligeramente y añadimos el azúcar y el cava. Cocinamos durante unos 20 minutos o hasta que estén tiernas, bañándolas continuamente con el almíbar.

Para la tierra, ponemos en una trituradora de alimentos los picos, las setas y la harina de almendras y trituramos. Añadimos un chorrito de aceite de oliva, hasta que se apelmace ligeramente.

Para presentarlo, cortamos el solomillo en medallones y salseamos con la salsa bien caliente. Añadimos unas cebollitas glaseadas bien bañadas en su almíbar y terminamos con un poco de tierra de setas.

Así de fácil y así de rico. Todo el sabor de la cocina tradicional con nuestro toque canalla, dando una vuelta de tuerca más, como siempre.

¿Te ha gustado la receta?¿Cómo aprovechas tu el cava que te sobra en los brindis?¿O no te sobra nada? Cuéntamelo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales. Y, como siempre, ya sabes, si se acaba el mundo, que nos pille en la cocina.

13012018-IMG_3301