Tarta Tatin

¡Hola Canallas!

Cómo ya sabéis, nos toca postre y vamos a despedir este menú francés con una recetatartatatin1 que nos va a trasladar a los mismísimos Campos Elíseos: Tarta Tatin. ¿Existe un postre más típico de la gastronomía francesa? yo creo que no…y si existiera, no creo que sea tan resultón y rico como nuestro protagonista.

hotel20tatinLa historia de esta tarta se remonta a finales del siglo XIX, en concreto a 1889, como no, en Francia. Según la tradición, nació por el error de las hermanas Stéphanie y Carolin Tatin (de ahí el nombre), en las cocinas del Hotel Tatin, del que eran regentes. Al parecer, una de las hermanas, cocinó unas manzanas en exceso y, para tratar de corregirlo, pusieron una pasta encima y la hornearon, dando origen a esta curiosa tarta. Otro gran invento francés que nace por error, al igual que el Champagne

Mito o realidad, aquí os dejo la receta, para que no os equivoques vosotros y disfrutéis de este delicioso postre, Bon appétit!

Ingredientes (8-10 raciones)

-5 manzanas “Golden” (1 kg. aprox.)

-1 lámina de masa quebrada

-200 gr. de azúcar blanco

-75 gr. de mantequilla sin sal

-1 cdta. de canela en polvo

-1 limón

En primer lugar, vamos a preparar las manzanas. En un bol grande exprimimos el limóntartatatin3y añadimos agua. Pelamos y descorazonamos las manzanas y las cortamos en cuartos, añadiéndolas al bol con el agua y el limón. De esta manera evitaremos que se oxiden y que nos queden demasiado oscuras después.

En una sartén anti-adherente compatible con horno añadimos el azúcar y la mantequilla, y cocinamos a fuego medio hasta formar un caramelo rubio. Cuando esté, añadimos las manzanas y cocinamos durante unos 20-25 minutos más, removiendo bien para que las manzanas se impregnen en la mezcla y se cocinen por igual. Dejamos enfriar y añadimos la canela en polvo.

Mientras tanto, extendemos la masa quebrada en la encimera enharinada y cortamos una porción redonda con un par de centímetros más de diámetro que la sartén donde estamos cocinando las manzanas. Con cuidado, colocamos encima de la sartén y, con un tenedor, perforamos la masa para que respire durante la cocción en el horno.

Metemos la sartén en el horno precalentado a 180 grados y cocinamos con calor arriba y abajo durante, al menos, 25 minutos o hasta que la masa esté dorada. Una vez transcurrido el tiempo, dejamos templar y desmoldamos como si fuese una tortilla de patata, dándole la vuelta sobre un plato. Es importante que la tarta esté aun caliente, si no el caramelo no se despegará y arruinaremos todo el trabajo. Espolvoreamos con un poco más de canela en polvo y….voila! listo para acompañar con un buen café.

Con este delicioso postre ya tenemos completo nuestro menú de inspiración francesa….¡y no podía terminar de mejor forma!

¿Te ha gustado la receta?¿Conocías la historia de esta curiosa tarta? ¿la has preparado alguna vez? Cuéntamelo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales. Y, como siempre, ya sabes…si se acaba el mundo, que nos pille en la cocina.

tartatatin4