Codorniz confitada con pappardelle al cacao

¡Hola Canallas!

Bueno, como la mayoría sabéis, el año pasado me presenté al casting de Masterchef en busca de una oportunidad y un impulso en este difícil mundo de la cocina. No conseguí entrar, pero del “fracaso” en esa aventura, nació este blog, así que no hay mal que por bien no venga.

La idea de crear este humilde espacio en el que compartir con vosotros mis recetas, mecodorniz0923-1000 obliga a no apartarme de mis metas, de mis sueños y, sobre todo, pasármelo bien haciendo lo que más me gusta: cocinar.

Pues este año no va a ser menos. Me vuelvo a presentar al casting para Masterchef, cargado de ilusiones y esperanzas. Tras la primera encuesta de corte, el equipo del programa me solicita una receta y he presentado esta que os traigo hoy: codornices confitadas con pappardelle al cacao. Sencillo, de temporada, exigente en cuanto a técnicas y, sobre todo, rica. Espero que la disfrutéis preparándola tanto como yo lo he hecho y, sobre todo, comiéndola.

¿Te animas a prepararla en casa? ¡Pues vamos con los ingredientes!

Ingredientes (2 raciones)

-2 codornices

-1 litro de aceite de oliva virgen extra

-2 tomates

-1/2 pimiento verde

-1/2 puerro

-1 cebolla roja

-1 zanahoria

-3 dientes de ajo

-1/2 vaso de buen vino tinto

-1 vaso de un buen caldo de ave

-4 onzas de cacao puro

-1 puñado de piñones

-1 hoja de laurel

-5 clavos de olor

-10 granos de pimienta

Para la pasta

-100 gr. de harina de fuerza

-1 huevo

-2 cucharadas soperas de cacao puro en polvo

-1/2 vaso de agua

En primer lugar, vamos a separar con un cuchillo bien afilado las pechuguitas y los muslitos de las dos codornices. Reservamos las carcasas y las partes menos nobles. En 21102017-IMG_3075una pequeña olla, echamos el aceite, 2 ajos, el laurel, la pimienta, y el clavo y calentamos a fuego muy bajo, nunca superior a los 70 grados. Introducimos las pechugas y los muslos, asegurándonos de que estén completamente cubiertos con el aceite y confitamos durante unas dos horas, siempre controlando que no sobrepasen los 70 grados (si no disponemos de termómetro, ponemos el fuego al mínimo, asegurándonos de que no hierva en ningún momento).

Mientras las codornices se confitan, vamos a preparar la salsa. Pelamos y cortamos las verduras y rallamos los tomates, desechando la piel. En una olla con un poco de aceite cocinamos a fuego medio las partes de la codorniz que no hemos aprovechado y doramos con el objetivo de aportar el sabor de la codorniz a la salsa. Una vez doradas, las sacamos del fuego y lo bajamos ligeramente. Añadimos el ajo. Cuando esté ligeramente dorado, añadimos la cebolla y el puerro y cocinamos removiendo unos 4 – 5 minutos. Añadimos el pimiento y la zanahoria. Cuando empiecen a estar blandos, añadimos los tomates rallados y esperamos a que el líquido empiece a evaporarse. Añadimos el vino tinto y subimos el fuego. Dejamos reducir y añadimos el caldo. Dejamos cocinar destapado a fuego medio – bajo hasta que reduzca (unos 30 – 40 minutos). Salpimentamos y trituramos hasta obtener una salsa suave y homogénea. Calentamos la salsa y añadimos las onzas de chocolate. Removemos hasta que se funda y reservamos.

21102017-IMG_3064Vamos a preparar la pasta. En primer lugar, mezclamos la harina con el cacao y formamos un volcán en la encimera. En el centro del volcán, añadimos un huevo entero y, con la ayuda de un tenedor, vamos batiendo, añadiendo la harina y el cacao poco a poco. Cuando tenemos todo mezclado, amasamos con las manos hasta obtener una masa que no se pega en las manos. Si fuese necesario, podemos mojarnos ligeramente las manos con agua y seguimos amasando. Dejamos reposar unos 20 minutos. Estiramos la pasta y enharinamos ligeramente. Enrollamos y con un cuchillo bien afilado, cortamos los papardelle de, aproximadamente, 1 cm. de ancho. Dejamos reposar estirados unos 20 minutos. Cocemos con abundante agua y sal durante unos 3 – 4 minutos, para dejarlos al dente. Escurrimos y reservamos.

Una vez confitadas las codornices, las sacamos del aceite y las marcamos en una satén a fuego muy fuerte por el lado de la piel, unos 15 segundos. Reservamos sobre papel de cocina. En la misma sartén, tostamos los piñones unos segundo para que desprendan todo su aroma y queden crujientes.

Montamos el plato: cubrimos el fondo del plato con salsa, hacemos un nido con la pasta y montamos encima la pechuga y el muslo. Terminamos con un puñadito de piñones recién tostados.

¿Qué os ha parecido la receta? ¿Os ha gustado? ¿Pensáis que está a la altura del casting? Cuéntamelo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales. Y como siempre, ya sabes…si se acaba el mundo, que nos pille en la cocina ¡o en Masterchef!

21102017-IMG_3069