Cerebro de chocolate, arándanos y mazapán

¡Tenebrosos saludos, Canallas!

¿Estás pensando en celebrar Halloween este año? ¿Vienen amigos o familiares a casa y te apetece sorprenderlos? Pues hoy te traigo una deliciosa y oscura solución: un exquisito bizcocho de chocolate y arándanos rojos con forma de cerebro, coronado de mazapán…para chuparse los dedos.

Esta festividad, aunque se celebra desde hace relativamente poco en nuestro país y que 14102017-IMG_3036cada año se hace más popular, tiene unas raíces milenarias. Halloween (evolución lingüística de “All Hallow’s Eve” o “Víspera de todos los santos”), era ya celebrada en la antigua Roma bajo el nombre de Feralia, donde se realizaban sacrificios y plegarias al descanso y paz de los muertos. Mucho más anterior es la festividad de origen celta llamada Samhain (literalmente, “fin del verano”) que se celebraba al final de la temporada de cosechas para dar comienzo al nuevo ciclo agrícola, coincidiendo con el solsticio de otoño. En esta noche, se pensaba que la barrera que separa el mundo de los vivos y los muertos se diluía y la comunicación con los difuntos era más sencilla. Por ello, se celebraban diferentes rituales que incluían ofrendas de alimentos, velas, etc.

Con la llegada de los inmigrantes irlandeses a Estados Unidos durante el siglo XVIII y XIX, se produce una fusión entre estas creencias de origen celta con las nativas, dando origen a la fiesta que hoy en día celebramos. A pesar de ser una festividad perseguida por las autoridades católicas en sus primeros momentos, su aceptación por la mayoría de la población facilitó su expansión, tanto por el país como por el resto del mundo.

Bueno, ahora que ya conocemos un poco la festividad que vamos a celebrar, vamos con los ingredientes de nuestra receta, ¿te atreves a prepararla? ¡Pues apunta!

Ingredientes (10-12 raciones)

Para el bizcocho

-8 huevos

-400 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

-400 gr. de azúcar

-600 gr. de harina de repostería

-1 sobre de levadura química

-1 pizca de sal

-2 cdas de cacao puro en polvo sin azúcar

Mermelada de arándanos rojos

Para el recubrimiento

– 250 gr. de queso cremoso

-250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

-250 gr. de azúcar glas.

-1 paquete de mazapán

-2 cditas de maizena

-1 vaso de sirope de arándanos rojos.

En primer lugar, vamos a preparar el bizcocho. Precalentamos el horno a 170 grados. En14102017-IMG_3032 un bol, mezclamos el azúcar con la mantequilla en pomada hasta obtener una textura cremosa. Añadimos los huevos de uno en uno, asegurando que se integren correctamente. Tamizamos los ingredientes secos (harina, levadura, sal y cacao) sobre la masa anterior y mezclamos bien, pero sin introducir demasiado aire, necesitamos un bizcocho denso que pueda tallarse con facilidad. Vertemos la masa en un molde semiesférico bien engrasado y horneamos a 170 grados durante 50 min – 1 hora.

mientras tanto, preparamos la crema que recubrirá el pastel. En un bol mezclamos la mantequilla con el queso crema y el azúcar glas. Reservamos a temperatura ambiente.

Una vez cocinado el bizcocho, lo tallamos con un cuchillo intentando obtener la forma de un cerebro. Con la ayuda de una lira, lo abrimos y rellenamos con la mermelada de arándanos rojos. Recubrimos el pastel con la crema de queso y reservamos en frió.

En una olla ponemos parte del sirope de arándanos y calentamos. En la otra parte diluimos la maizena y añadimos al sirope caliente para que espese. Apartamos del fuego y reservamos cuando espese.

14102017-IMG_3036Moldeamos el mazapán como si fuera fondant y cubrimos el pastel imitando el tejido cerebral. Añadimos la sangre de sirope y reservamos en la nevera hasta su consumo.

Asqueroso ¿verdad? Pues que no te engañen las apariencias y no dejes de hincarle el diente…no te arrepentirás.

¿Os ha gustado la receta? ¿te ha sorprendido? ¿haces alguna receta para celebrar Halloween? Deja tu comentario, dale al me gusta y comparte en las redes sociales y, como siempre, si se acaba el mundo…que nos pille en la cocina

 

 

14102017-IMG_3028