Delicias de calabaza con queso de cabra y nueces

¡Hola canallas!

Esta semana vamos a empezar con un menú que ya nos mete de lleno en el otoño. Y, como no, no puede faltar un plato que tenga como ingrediente principal a reina de las hortalizas de esta estación: la calabaza. En concreto, vamos a preparar unas delicias de calabaza con queso de cabra y nueces que bien pueden servir como un delicioso entrante para una reconfortante comida, o como indiscutible protagonista de una cena ligera por su bajo contenido calórico.

En alguna ocasión, ya hemos hablado sobre los beneficios y virtudes de la calabaza, 15102017-IMG_3042por lo que no vamos a volver a repetirlos de nuevo y vamos a meternos del tirón en los ingredientes de estos ricos, jugosos y calentitos bollitos que harán las delicias de todos tus familiares y amigos y, por supuesto, de ti mismo. ¡Vamos con los ingredientes! ¿te quedas con nosotros? Pues…¡apunta!

Ingredientes (5 unidades)

– 1/2 calabaza mediana

-3 huevos

-150 ml. de nata para cocinar

-200 gr. de queso de cabra en rulo

-sal, pimienta y nuez moscada

-100 gr. de nueces peladas

En primer lugar, vamos a empezar por asar la calabaza. La pelamos y la cortamos en trozos medianos. La metemos en una fuente para horno, donde la asaremos a 180 – 200 ºC hasta que esté blanda (unos 30-40 min) junto con un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta.

15102017-IMG_3044Una vez asada, la trituramos hasta obtener un puré. Añadimos los huevos bien batidos junto con la nata y mezclamos bien hasta integrarlo por completo. Picamos las nueces (reservamos algunas para decorar) en trozos apreciables para el paladar y la añadimos a la mezcla. Corregimos la sal y añadimos un poco de nuez moscada recién rayada.

Vertemos la mezcla en flaneras desechables ligeramente engrasadas y añadimos unos trocitos de rulo de cabra en su interior. Cocinamos a 150 ºC al baño María durante unos 40 minutos o hasta que cuando introduzcamos un palillo en el centro, salga seco.

Desmoldamos y servimos junto con una fina loncha de queso y una nuez. Podemos acompañar con una crema de vinagre balsámico, va realmente bien. Ya solo nos queda gratinar (si queremos) un poquito el queso y disfrutarlos recién hechitos…¡se te va a caer la baba!

Sencillo, ligero, barato y fácil de hacer….¿qué más puedes pedir? ¿te ha gustado la receta? ¿con qué acompañarías tu estas delicias? Cuéntamelo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales y, como siempre, ya sabes…si se acaba el mundo, que nos pille en la cocina.

PD: No te despistes, el sábado publicamos receta especial para Halloween, ¡no te la pierdas!

15102017-IMG_3038