Pastelitos de hojaldre y mermelada de higo chumbo

¡Hola canallas!

Esta semana os traigo una receta de postre cuyo protagonista es, en mi opinión, unos de los productos más típicos de la gastronomía española pero que, con los años, ha ido, poco a poco, cayendo en el olvido. Me refiero al higo chumbo.

El fruto de la chumbera no es, ni mucho menos, algo novedoso para nuestros paladares, de hecho, en 1995, se descubrieron registros arqueológicos que demuestran su consumo en América Central desde hace 9000 años. Es en esta zona donde el higo chumbo o tuna es un producto muy típico, dándole, incluso, desde la antigüedad, propiedades curativas como bajar la fiebre o aliviar el dolor aplicando la penca en cataplasma.

Con la llegada de los españoles al continente americano, su consumo se expandió por la Península y toda la cuenca del Mediterráneo a partir del siglo XVI. También se expandieron entre los musulmanes residentes en la Península, desde donde fue exportado al norte de África a partir del siglo XVII.fruit-897359_1920

Por su alto contenido en vitamina C, se convirtió en un gran aliado en la prevención del temido escorbuto, por lo que no podía faltar en las bodegas de los barcos que partían a Asia, Australia y el sur de África, facilitando, aún más, su expansión durante el siglo XVIII. Será en este siglo cuando también llegue a América del Norte, a la zona de California, de mano de los misioneros franciscanos.

En años posteriores, el higo chumbo se convirtió en un fruto esencial para los sectores más pobres de la sociedad ya que, por su proliferación y fácil cultivo, se convirtió en un básico de la dieta de estas personas, sobre todo en épocas de carencia como la posguerra.

Hoy en día, su consumo sigue siendo bastante habitual en ciertas zonas como el levante o las Islas Canarias, pero difícil de encontrar en zonas como Madrid…por lo que ¿cómo íbamos a desperdiciar la oportunidad de comprar un par de kilitos?

En cuanto a sus propiedades nutricionales, está formado, casi en su mayoría por agua y azúcares, con 65 kcal. por cada 100 gr. Además es fuente de vitamina C, A, B3, B1, B2 y acido ascórbico. También aporta minerales como calcio, potasio y fósforo.

Bueno, sin más, vamos a preparar esta deliciosa receta con higos chumbos aprovechando los últimos frutos de la temporada, ¿os animáis? ¡Pues vamos con los ingredientes!

Ingredientes (8 unidades aprox.)

-1 plancha de hojaldre refrigerado de calidad

-1 kg. de higos chumbos ya pelados

-500 gr. de azúcar moreno

-1 manzana

-1 limón

-1 naranja

En primer lugar, vamos a preparar la mermelada de higos chumbos. Una vez bien11092017-IMG_2982 lavados y pelados, cortamos los higos a grosso modo. Lavamos y cortamos la manzana con piel de igual manera. En una olla, añadimos los higos, la manzana, el zumo de 1/2 limón y su cascara y el azúcar, y cocemos a fuego lento hasta que reduzca y espese. No es necesario añadir gelatina ni pectina, la que aporta la propia manzana y el limón será suficiente. Reservamos en la nevera. Una vez templado, trituramos con una procesadora de alimentos y, si queremos, colamos ligeramente para eliminar parte de las semillas.

Mientras tanto, extendemos la lamina de hojaldre y la cortamos en cuadrados grandes, de unos 8 x 8 cm., aproximadamente. Introducimos los cuadrados en moldes para magdalena previamente engrasados y pinchamos con un tenedor la base. podemos añadir peso también para que conserve la forma (en mi caso no fue necesario). Cocinamos siguiendo las instrucciones del fabricante hasta obtener unos hojaldre dorados y listos para rellenar.

11092017-IMG_2989Con una cuchara o una manga pastelera de boca ancha, rellenamos los pastelitos y terminaos con un toque de ralladura de naranja por encima. ¡Listos para servir! Os aseguro que están deliciosos tanto templados como fríos…no podrás comerte uno solo.

¿Os ha gustado la receta? ¿Cómo preparáis vosotros los higos chumbos? cuéntanoslo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales…y ya sabes: si se acaba el mundo, que nos pille en la cocina.

 

 

11092017-IMG_2991