Pudding de Kanelbullar y manzana

¡Hola canallas!

Esta semana nos toca un postre que, además de rico, es tan fácil de preparar que hasta los cocinillas menos avezados serán capaces de preparar y rematar una comida especial. Si a esto le sumamos que encima es una receta de aprovechamiento que nos permite deshacernos de los típicos restos de bollería medio reseca que todos guardamos en el armarito de los desayunos, ¿que más podemos pedir?

En este caso hemos utilizado los típicos rollitos de canela suecos o kanelbullar, pero podéis utilizar casi cualquier tipo de resto de bollería o, incluso, algún resto de un buen pan que se ha quedado un pelín duro, también queda muy bien. Es lo que tiene el pudding, o budín, o pudin. La versatilidad de esta receta de origen anglosajón radica en el uso de varios ingredientes comunes, ya sean dulces o salados, que son: leche y huevo. A partir de aquí puedes añadir restos de bizcocho, pan o bollería, azúcar, frutas varias, frutos secos…y suele servirse, cuando es dulce, acompañado de nata montada o caramelo líquido. Como ya hemos dicho, también existen los pudding salados, siendo, quizás, el mas conocido el de Yorkshire.

Nosotros hemos utilizado como base los famosos kanelbuller o rollitos de canela, típicospagenklassiker_gifflar_hero del norte de Europa y, en épocas más recientes, de Estados Unidos. El origen de este pan dulce con canela se remonta a la segunda mitad del siglo XIX, pero, tras la Primera Guerra Mundial y el encarecimiento de los ingredientes utilizados, su elaboración quedó resignada a los hogares más pudientes.

Este pan dulce a base de masa con canela, azúcar, manteca y, en ocasiones, pasas, todo glaseado con azúcar, es toda una institución en Suecia, donde el fika o descanso para el café está tan normalizado que es parte del día a día. Tan famoso es este bollito en el país nórdico que, incluso, tiene su propio día, el 4 de octubre, coincidiendo con la entrada del otoño desde 1999.

Ahora que ya conocemos un poco más sobre los entresijos del pudding y del kanelbuller, vamos a ponernos el delantal y a preparar los ingredientes para nuestra receta, ¿nos acompañas? ¡Pues manos a la obra!

Ingredientes (para unas 8 raciones)

500 gr de kanelbuller (nosotros hemos utilizado estos que encontraras en cualquier Ikea)

2 huevos

1 manzana grande

150 ml de nata para montar (36% m.g.)

250 ml de leche entera

1 ramita de canela

1/2 cascara de limón

Canela en polvo al gusto

60 gr de azúcar de caña

En primer lugar, vamos a cortar los rollitos de canela. En nuestro caso los hemos cortado en rodajas de 1/2 cm de ancho por motivos estéticos, pero los podéis cortar como queráis. Los reservamos descubiertos y a temperatura ambiente, para que vayan cogiendo algo de “rigidez” que les permita absorber mejor la mezcla de leche, nata y huevo.22082017-IMG_2965

Mientras tanto, ponemos en una olla la nata, la leche, el azúcar, la rama de canela y la cascara de limón y calentamos a fuego muy suave para que se mezclen los sabores durante una hora. Apagamos el fuego y reservamos tapado hasta que se temple. Batimos bien los huevos y los incorporamos a la mezcla anterior cuando este atemperada. Añadimos los kanelbuller troceados y dejamos reposar durante, aproximadamente, 1 hora. Veremos que empiezan a absorber el líquido y la mezcla se espesa.

Pelamos la manzana y la descorazonamos. Cortamos en laminas lo mas finas posibles y procedemos a montar el pudding. En un molde (yo use de silicona) vertemos un poco

22082017-IMG_2967

de mezcla de nata, huevo y bollería y ponemos una capita de laminas de manzana. Vamos alternando hasta rellenar el molde. Introducimos en el horno con un baño María a 160 – 170 ºC durante unos 45 – 50 min.

 

Pasado este tiempo, horneamos otros 10 min sin baño María para crear una corteza mas dorada y crujiente. Dejamos enfriar y desmoldamos. ¡Ya está listo para comer acompañado de un buen café o como un delicioso postre!

¿Te ha gustado la receta? ¿Sueles preparar pudding en casa para aprovechar los restos de bollería? ¿Conocías los Kanelbuller? Cuéntanoslo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales y, ya sabes, si se acaba el mundo…que nos pille en la cocina.

22082017-IMG_2969