Caldereta de cordero

¡Hola canallas!

Hoy os traigo una receta tradicional que, seguro, habéis disfrutado en casa de vuestras madres o abuelas, caldereta de cordero. Como sabéis, por diferentes circunstancias, no he estudiado nada relacionado con la cocina directamente, pero, desde mi humilde punto de vista, pienso que la cocina tradicional ha de ser la base de nuestro conocimiento culinario. Esto no significa que menosprecie la cocine de vanguardia, ni mucho menos, de hecho me encanta, pero, como todo en la vida, es fruto de la evolución de la cocina de siempre y, si no conocemos la base, ¿cómo vamos a dominar la vanguardia?.

No debemos dejar pasar nunca la oportunidad de hacer un buen guiso de carne, un08072017-IMG_2920 delicioso pollo en pepitoria o una contundente sopa castellana. A veces tengo la impresión de que, sobre todo en mi generación y a partir de ella, se está perdiendo el interés por este tipo de recetas con las que hemos crecido y con las que, los más cocinillas, nos iniciamos en la aventura de cocinar. Por eso me gustaría que esta publicación se convirtiese en un homenaje a esa cocina tradicional que tanto nos gusta, esa que se aprende directamente mirando los recetarios escritos a mano de nuestras madres o cocinando con ellas. No dejemos caer en el olvido estas recetas, su sabor y, sobre todo, los ratos (normalmente, bastante largos) que hemos pasado con nuestras “maestras” en la cocina.

Bueno, antes de ponernos sentimentales, vamos a profundizar un poco más en la historia de nuestra receta. Al hablar de caldereta, nos referimos a un plato elaborado en una olla grande o caldero, a base de carne o pescado que ha sido reducido en agua, vino o caldo.

08072017-IMG_2915De esta definición, podemos deducir que hay tantas calderetas como bocas para comerlas, todo dependerá de la disponibilidad del producto, de la época y de las costumbres del pueblo en cuestión. Así, en el norte de España, con gran tradición pesquera, encontramos numerosas recetas en las que el pescado o el marisco es el elemento principal, pudiendo destacar el famoso marmitako. Cuanto más al sur nos dirijimos, las tornas cambian, siendo la carne el indiscutible protagonista debido a la importancia de la ganadería.

Venga de donde venga, la caldereta fue muy popular debido a su sencillez, llegandose aincluso a considerarse como simple rancho para los estratos más populares de la población, de ahí que también sea prácticamente inseparable de las fiestas populares de numerosos pueblos patrios. Dicho esto, vamos a preparar los ingredientes de nuestra riquísima caldereta de cordero ¿te quedas con nosotros? ¡Pues vamos!

Ingredientes (4 personas)

1 kg de carne de cordero en trozos (falda, paletilla, espalda…)

1 pimiento rojo

1 pimiento verde

4 tomates maduros

1 cebolla

2 dientes de ajo

1 cdta. de pimentón dulce

1 ñora

1 vaso de vino blanco seco

2 cdas. de harina

1 rama de romero

1 rama de tomillo

2 hojas de laurel

Aceite de oliva, sal y pimienta.

En primer lugar, con la ayuda de un hacha de cocina, cortamos la carne en trozos cómodos y regulares para que se cocine por igual. Salpimentamos al gusto y pasamos ligeramente por harina. En una sartén con un buen chorro de aceite de oliva freímos la carne hasta que esté dorada por fuera. Reservamos sobre papel absorbente.

Cortamos todas las verduras en brunoise. En el mismo recipiente y con el mismo aceite de freír el cordero, sofreímos las verduras. Primero añadimos el ajo y, cuando esté ligeramente dorado, añadimos la cebolla y el pimiento y salamos. Cuando empiecen a perder color, añadimos el tomate y la ñora previamente hidratada y dejamos sofreir hasta que, practicamente, se evapore el líquido sin dejar de remover para que no se nos pegue. Añadimos el cordero y el pimentón y removemos bien para que se mezclen los sabores.

A continuación, añadimos el vino, el tomillo, el laurel y el romero y bajamos un poquito el fuego. Cuando el vino se reduzca a la mitad, añadim08072017-IMG_2916os un poco de agua, hasta que cubra ligeramente y dejamos cocer a fuego lento unos 40 minutos. Cuando el caldo se halla reducido y la carne este tierna, estará listo.

Nosotros hemos triturado el sofrito para hacerlo mas vistoso, aunque se puede comer así perfectamente. ¿El resultado? compra una barra de pan de más porque vas a mojar tanto que casi no vas a tener que fregar. Nos ha quedado una salsa de sabor contundente, espesita gracias a la harina de la carne…y ¿que decir del cordero? se derrite en la boca. Si lo pruebas, vas a repetir.

¿Te ha gustado la receta? ¿conoces otra receta de caldereta? Pues no dudes en contármelo en los comentarios, dale al me gusta y comparte en las redes sociales. Y ya sabes…si se acaba el mundo, que nos pille en la cocina.