Coliflor “canalla” al horno

¡Saludos canallas!

“Pufff…coliflor”. Seguramente sea lo primero que has pensado al ver el título, pero ¿y si te digo que hay todo un mundo ahí fuera de recetas en torno a esta hortaliza que hará que te olvides de la típica coliflor cocida con olor a “pedo”? Porque sí, debo confesar que esta crucífera está dentro de mi top 10, no solo por su sabor y versatilidad, también por sus propiedades nutricionales, muy interesantes para los que nos interesa mantenernos en forma y llevar una dieta sana y variada (¿sabíais que la coliflor contiene más proporción de vitamina C que una naranja?). Para los que esteis mas interesados en conocer a fondo sus valores nutricionales, os dejo el siguiente link para que le echeis un ojo: http://alimentos.org.es/coliflor

En algo en lo que estamos de acuerdo todos, amantes y haters de esta verdura, es en que es un “pelín” indigesta (y cuando digo un “pelín”, en algunos casos puede ser un “muchín”, creedme), pero, afortunadamente, a esto también podemos ponerle remedio: simplemente consúmela con comino o, si no te apasiona su sabor, añade unos granos cuando la cuezas y asunto solucionado.

Bueno, pues sin más dilación, os presento la receta de esta semana: una forma diferente de comer coliflor, crujiente, con mucho sabor y con un toque picante que funciona tan bien como plato único para una comida ligera o como guarnición para una carne o un pescado ¿Te quedas? ¡Pues anota los ingredientes!

Ingredientes (para media coliflor)

-1/2 coliflor mediana

-1/2 limón (y su piel)

-1/2 de vaso de aceite de oliva virgen

-1/4 de vaso de un buen vino blanco

-100 gr de queso rayado (mejor especial para gratinar)

-50 gr de pan rayado (opcional)

-Mezcla de especias: 2 cdas. de pimentón  dulce, 1 cda. de pimentón picante, 1/2 cda. cayena molida, 1 cda. de comino en polvo, sal y pimienta (al gusto)

-1 ramillete de cilantro

En primer lugar, lavamos muy bien la coliflor y la cortamos en rodajas de un centímetro y medio aproximadamente. Reservamos las rodajas y desechamos los tallos mas gruesos (¡No los tires! puedes cocerlos y hacer un delicioso puré con ellos).

En un bowl, mezclamos el aceite de oliva, el vino, el zumo del medio limón y las especias. Añadimos la coliflor, removemos y dejamos reposar una media hora, mezclándolo de vez en cuando.

Una vez transcurrido este tiempo, precalentamos el horno a 200 ºC sin grill y, cuando alcance la temperatura, introducimos la coliflor en una fuente de horno con las rodajas separadas entre sí y bien cubiertas con la marinada. Salpimentamos y asamos durante, aproximadamente, 35-40 min. (depende del horno y de lo tierna que sea la coliflor, puedes ir probando pinchándola con un cuchillo). Una vez esté prácticamente cocinada, ponemos el horno en grill y añadimos el queso, el pan rallado y el cilantro y gratinamos hasta que la superficie este dorada y bien crujiente…¡Y ya está!

Espero que os guste esta receta y que tengáis una digestión fácil (y aunque no, merece la pena). ¿Os ha gustado? ¿Como cocináis vosotros la coliflor? No te olvides de dejar un comentario, un me gusta y compartir en las redes sociales, tu apoyo es muy importante para mi.

Y ya sabéis…si se acaba el mundo, que nos pille cocinando

20032017-IMG_1802